Cada partícula de ti, cada átomo de mí. Ambos parte de este inerte ser.

Ambos vivos y muertos en la paradoja escatológica. Vivos, vivos y muertos a la vez.

Perdiendo el rumbo de las cosas, perdiendo nuestro centro.

Teniendo suerte de mordisquear la salsa errante de tu sangre.

Percibe, toca, lee y déjate invadir.

Estas ahora en mi mundo. Déjate ser.

//Juan Manuel Alvarez

jueves, 6 de septiembre de 2012

Momentos

Momentos, días, tiempos, segundos.
Viajes, reuniones, fiestas, soledades, intimidades.
Se siente en cada cosa su sabor, desde la amargura más seca y tenaz hasta el jubilo de un segundo de gloria.
Momentos, segundos. El cigarrillo en mi boca, la pluma en mi mano, Bill Evans trío en mis oídos.
Una canción, un lugar, una palabra, un nombre.
Una mujer, tal vez dos o tres. Ninguna. Muerte, angustia, deseo. Momentos.
Recuerdos que solo nosotros recordamos, perfumes que solo nosotros percibimos.
Fiebre con dos grados de mas, resaca, mañana, dolor, café, soledad.
Bar, amigos, sonrisas y risas, confesiones y aficiones. Plata, vasos, propinas y pizzas.
Un piano desafinado, curvas peligrosas como el fuego, curvas flameantes como el ardiente sol.
tinta, personas que corren, parques, soledad, gente y soledad. Momentos.
Suena un sonido, tu celular. Toses, aun te sientes mal. Quemas la punta y vuelves a aspirar.
Pierdes el tiempo, ganas tiempo, matas el tiempo.
¿Matas? sirve, corre, no se detiene. Pero vos sí.

Momentos, horas. Peligro, mujer, creer, crecer.
Momentos, sueños que agrandan en vos tu voz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario