Cada partícula de ti, cada átomo de mí. Ambos parte de este inerte ser.

Ambos vivos y muertos en la paradoja escatológica. Vivos, vivos y muertos a la vez.

Perdiendo el rumbo de las cosas, perdiendo nuestro centro.

Teniendo suerte de mordisquear la salsa errante de tu sangre.

Percibe, toca, lee y déjate invadir.

Estas ahora en mi mundo. Déjate ser.

//Juan Manuel Alvarez

domingo, 12 de febrero de 2012

Cambalache


Soy ese monstruo que solo los dos entendemos


hay gente que odio por ser infantil, mal por mi.
La infantilidad es pasajera, la intransigencia es para siempre.

Porque el "te amo" de tus labios es mas débil que mi roto corazón.


Ese mensaje de hace un tiempo es el punto final.


Si tuviera aquí tu cuerpo, no lo podría dejar,
Si tuviera tu sonrisa, no me faltaría nada mas.


Y con el tiempo me doy cuenta que no es tu culpa
Fue el destino el que nos cruzo el dia equivocado.


Aveces siento que estoy destinado a ser PELOTUDIADO

No hay comentarios:

Publicar un comentario